ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 45€ | ENTREGA EN 24-48H

ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 45€ | ENTREGA EN 24-48H

terapia-reemplazo-hormonal
terapia-reemplazo-hormonal

by

DOMMA

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Temida y deseada a la vez, te hablamos de la TRH durante la menopausia

Existen muchas inquietudes sobre la terapia de reemplazo hormonal (TRH) en la menopausia, lo cual a menudo nos tiene hechas un lío al momento de evaluar si optar o no por este tratamiento. ¡Cómo si tuviéramos poco con todos los cambios que atravesamos! Relájate. En este artículo te explicamos de forma clara y sencilla qué es, para qué sirve, y en qué casos se puede utilizar la TRH. ¡Vamos allá!

¿Qué es la terapia de reemplazo hormonal?
La TRH es una medicación compuesta de hormonas femeninas, principalmente estrógenos, que se utiliza para suplir la falta de producción hormonal natural en nuestros cuerpos. Con la menopausia, las hormonas que nos acompañaron desde la menstruación van marchándose progresivamente de nuestro organismo.

Verás, los estrógenos se producen en los ovarios durante nuestros años más fértiles. En el climaterio o madurez, estas hormonas van dejando de generarse de forma gradual y con ello va finalizando nuestra etapa fértil. ¿La consecuencia? Aquellos conocidos compañeros llamados síntomas.

¿Cuándo se utiliza la TRH?
El principal motivo por el que se prescribe la terapia de reemplazo hormonal es para ayudar a aliviar síntomas de la transición menopáusica como los sofocos, la sequedad vaginal y el insomnio. La TRH puede ser considerada como opción terapéutica cuando dichos síntomas nos impiden tener una vida sana en lo físico y en lo mental. OJO, has de saber que la TRH sólo podrá ser indicada por tu ginecólogo luego de una evaluación personalizada.

¿La TRH se puede utilizar siempre y en cualquier caso?
NO. Te repetimos uno de los mantras de esta comunidad: somos únicas, cada mujer es todo un Universo. Es fundamental que tengas claro que la TRH no es para todas ya que para que sea indicada intervienen factores tan particulares como nuestro historial médico, edad, genética, estilo de vida, hábitos, medicamentos no compatibles, entre otros. Por eso, la posibilidad de utilizar terapia de reemplazo hormonal debe ser valorada y prescrita por tu ginecólogo de confianza.

Tipos de terapia de reemplazo hormonal
Existen diferentes tipos de TRH según el contenido de hormonas, así como de la vía de administración que tienen. La terapia de reemplazo hormonal con alto contenido de hormonas se puede aplicar en los siguientes formatos:

  • Pastilla
  • Parche
  • Anillo
  • Gel
  • Atomizador

Además, existe la TRH de baja dosis hormonal, la cual suele administrarse por vía vaginal. La indicación y el uso adecuado de estas terapias dependerá siempre de la valoración de tu médico especialista. ¡Recuerda que cada cuerpo es único!

Ahora que ya sabes qué es, cuándo se utiliza y los diversos tipos de terapia de reemplazo hormonal, te preguntarás por qué este tema suscita tanta polémica. Sobre eso y cómo cuidarte mejor te hablaremos en el siguiente post de esta semana. 😉

Otros posts que pueden interesarte

¿Tienes dudas?

Estamos aquí para ayudarte.
Introduce tu teléfono y te llamaremos lo más pronto posible.

Horario de atención de lunes a viernes, de 9h a 18h

¿Tienes dudas?

Te llamamos