Hay tantas menopausias como mujeres en el mundo. No nos afecta a todos del mismo modo. A medida que dejamos de producir estrógenos, se empiezan a presentar varios síntomas, pero algunas los sentimos muy leves y para otras es totalmente un infierno.

Hoy hablaremos de los principales síntomas o señales que se presentan en nuestro cuerpo para avisarnos que la menopausia está llegando. 

  1. Ya no me baja la regla igual: Lo primero que probablemente notaremos es la irregularidad en nuestro periodo: me baja en menor cantidad, cambia de color, me dura menos o más días…

  2. Mi vagina está menos hidratada: Otro de los síntomas físicos que notamos es que tenemos más sequedad vaginal y es debido también al descenso de los estrógenos. Esto puede provocar dolor durante las relaciones sexuales o molestias en el día a día. Te recomendamos que hidrates tu vagina con el sérum de Bienestar Íntimo, que además te devolverá la lubricación natural.

  3. ¿Dónde está mi libido?: Nos resulta mucho más difícil excitarnos, es más difícil llegar al orgasmo, no nos apetece tanto tener relaciones sexuales… Te recomendamos que cambies la dinámica de tu sexo y sobre todo te comuniques con tu pareja

  4. Aumento de peso: Es totalmente normal que durante la menopausia aumentemos de peso y nos cueste mucho más eliminarlo. En primer lugar, acéptalo, el cuerpo irá cambiando y es algo natural. Sin embargo, te recomendamos una dieta equilibrada y integrar deporte en tu rutina para mantenerte sana.

  5. ¡Dichosos sofocos!: Lo primero que escuchamos de la menopausia, y no es para menos, estos calores repentinos, tanto de día como de noche afectan a la mayoría de mujeres, ¡y sin previo aviso! Usar ropa ligera y vestirte a capas puede ayudarte a disminuirlos.

  6. ¡Quiero volver a dormir!: El insomnio es otro de los síntomas que a más mujeres afectan: dificultad para conciliar el sueño, despertarnos a media noche… Esto repercute inevitablemente a cómo nos encontramos a la mañana siguiente. Es importante establecer buenos hábitos de sueño para remediarlo.

  7. No tengo ganas de nada: No debemos olvidar los síntomas que nos afectan a nivel anímico: Es probable que nos sintamos más cansadas, apáticas, irritables. ¿Nuestro consejo? Escúchate y mímate. Es totalmente normal que te sientas así. Tu cuerpo está cambiando. Tómalo como la excusa perfecta para priorizarte y cuidarte más que nunca.

Que nuestro cuerpo cambie durante la menopausia es algo totalmente natural y que debemos aceptar como cualquier otro cambio en cualquier otra etapa de nuestra vida. 

Aceptarlo es el primer paso y adaptar e introducir hábitos saludables en nuestro día a día es lo siguiente que debemos hacer. Por supuesto, te recomendamos consultar a tu médico cuando empieces a notar cambios en tu cuerpo con tal de que pueda recomendarte lo mejor para ti. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros posts que pueden interesarte

Móntate tu plan personalizado

¿No sabes por dónde empezar?
Descubre que Plan necesitas para afrontar la menopausia con plenitud

Queremos ayudarte, acompañarte en esta transición

Déjanos tus datos y te llamaremos lo antes posible.
Horario de atención de lunes a viernes, de 9h a 18h