💥FLASH SALE 48H💥 CUPÓN -15%: VERANO15

💥FLASH SALE 48H💥 CUPÓN -15%: VERANO15

¿Qué son los estrógenos en la mujer y para qué sirven?

¿Qué es el estrógeno y qué hace?

El estrógeno es una hormona esencial que actúa como mensajero químico junto con la progesterona. Le dice al cuerpo cuándo iniciar o detener cualquier proceso corporal relacionado con la salud reproductiva. Para las mujeres, esta hormona es principalmente la responsable de procesos como el engrosamiento del revestimiento del útero, el desarrollo de senos durante la pubertad, el mantenimiento del grosor de la pared vaginal y la lubricación vaginal, la estimulación del crecimiento del folículo óvulo y la perpetuación de la ovulación. Aunque esta hormona se asocia comúnmente con las mujeres, los hombres también crean estrógeno, lo que afecta su deseo sexual y la producción de esperma.

El estrógeno también desempeña un papel clave en el sistema cardiovascular, la salud cognitiva, la salud ósea y otros procesos corporales de una persona. En consecuencia, el estrógeno afecta sus niveles de colesterol, masa ósea y muscular, circulación sanguínea, producción de colágeno e hidratación de la piel, función cerebral y niveles de azúcar en la sangre.

¿De dónde proviene el estrógeno?

 

El estrógeno proviene principalmente de los ovarios, pero las glándulas suprarrenales, los testículos y la grasa corporal también liberan esta hormona. Durante el embarazo, la placenta también puede segregar estrógeno. Después de esta secreción, el estrógeno viaja a través del torrente sanguíneo hasta que se une a una proteína llamada receptor de estrógeno para estimular los procesos corporales necesarios.

¿Cuáles son los tipos de estrógeno?

 

  • La estrona es un tipo de estrógeno más débil que se produce principalmente después de la menopausia para convertirse en otras formas de estrógeno cuando es necesario. Este es el principal tipo de estrógeno en los hombres.
  • El estradiol es el tipo de estrógeno más fuerte que se produce comúnmente durante los años reproductivos de una persona. Tanto los hombres como las mujeres producen esta hormona, que es más común en las mujeres.
  • El estriol se produce principalmente durante el embarazo para ayudar al útero a crecer y ayudar al cuerpo en su preparación para el parto. La cantidad aumenta a medida que el feto crece y alcanza su punto máximo cerca del nacimiento.

¿Qué puede afectar los niveles de estrógeno?

 

Los niveles de estrógeno fluctúan a lo largo de la vida de una persona debido a transiciones naturales como la pubertad, el embarazo y la menopausia. Los niveles de estrógeno también tienden a cambiar cuando las personas comienzan a amamantar, hacer dietas extremas, completar ejercicios extenuantes o usar ciertos medicamentos (por ejemplo, esteroides, tetraciclinas, ampicilina, etc.). Condiciones de salud como el síndrome de ovario poliquístico, diabetes, trastornos de la tiroides, tumores, endometriosis, las enfermedades congénitas (por ejemplo, el síndrome de Turner), y ciertos cánceres también pueden afectar los niveles de estrógeno y pueden conducir a desequilibrios de estrógeno. Una persona con un desequilibrio de estrógeno puede comenzar a experimentar efectos secundarios dependiendo de si tiene niveles bajos o altos de estrógeno.

Causas y efectos del bajo nivel de estrógeno

 

Las circunstancias de salud tales como bajo peso corporal, quimioterapia, lactancia materna, parto o una glándula pituitaria de bajo funcionamiento pueden conducir a niveles bajos de estrógeno. Niveles bajos constantes de estrógeno podrían indicar la transición natural de una persona a la menopausia. Sin embargo, también podría significar problemas de fertilidad, condiciones de salud como el síndrome de Turner o deficiencia nutricional.

Los síntomas de niveles bajos de estrógeno pueden incluir:

  • Períodos Irregulares
  • Infertilidad
  • Osteoporosis
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Infecciones del tracto urinario (UTI)
  • Dolores de cabeza
  • Seca vaginal
  • Bajo estado de ánimo
  • Sensibilidad de los senos
  • Aumento de peso
  • Bajo deseo sexual
  • Piel seca
  • Sofocos


    ¿Cómo puedo mantener niveles saludables de estrógeno?

     

    Duerme lo suficiente: El buen sueño mejora la capacidad del cuerpo para mantener los niveles de estrógeno en la salud.

    Maneja el estrés: Los altos niveles de estrés pueden causar una sobreproducción de cortisol y adrenalina, lo que puede causar un desequilibrio hormonal de estrógeno. Las prácticas de relajación como la meditación y el yoga pueden combatir estos efectos y mantener los niveles de estrógeno.

    Haz ejercicio regularmente: Un estilo de vida activo puede ayudar a regular la grasa corporal y aliviar los síntomas del desequilibrio de estrógeno.

    Ten una buena nutrición: Comer alimentos con fibra y grasas saludables puede ayudar a mantener el equilibrio hormonal.

    Limita la ingesta de alcohol: El alcohol aumenta los niveles de estrógeno, lo que puede llevar a un desequilibrio hormonal. Este desequilibrio puede aumentar el riesgo de cáncer.

Preguntas frecuentes sobre los estrógenos

Carne roja, carne procesada, azúcar refinada e hidratos de carbono, productos lácteos, dulces, alcohol, cafeína, y los alimentos ricos en grasas saturadas deben ser evitados. Estos alimentos tienden a aumentar el estrógeno en el cuerpo y crear metabolitos dañinos que pueden afectar negativamente la capacidad del cuerpo para mantener niveles saludables de estrógeno.

 

Author picture

El artículo ha sido escrito y revisado por la biotecnóloga Júlia Guri.

Más sobre la autora
Otros posts que pueden interesarte
Los más vendidos
Móntate tu plan personalizado

¿No sabes por dónde empezar?
Descubre que Plan necesitas para afrontar la menopausia con plenitud

Personaliza tu plan
Realiza el test y nuestras expertas te diseñan un plan
único para tu menopausia

Accede

Contáctanos

Queremos ayudarte, acompañarte en esta transición
Déjanos tus datos y te llamaremos lo antes posible.
Horario de atención de lunes a viernes, de 9h a 18h
Aceite de geranio
Reconfortante

El aceite de geranio ha demostrado tener un impacto sobre el estado de ánimo, en concreto sus propiedades para mejorar el humor. Su agradable olor y sus propiedades aromáticas se utilizan a menudo en aromaterapia. La aromaterapia con aceite de geranio ha sido reconocida por su potencial para aliviar los síntomas de ansiedad y depresión, contribuyendo a mejorar el estado de ánimo y a reducir los cambios de humor (1).

Aceite de lavanda
Calmante

La mayoría de estudios sobre el aceite de lavanda se centran en sus propiedades terapéuticas generales, como la relajación, el alivio de la ansiedad y sus efectos sedantes. Este aceite es conocido por sus efectos calmantes sobre el sistema nervioso, que pueden ayudar indirectamente con síntomas como los sofocos asociados al estrés o a los cambios hormonales durante la menopausia (1).