Bendito suelo pélvico, tan olvidado y a su vez tan importante, y mucho más durante la menopausia. Con la entrada a esta etapa, los órganos pélvicos descienden en motivo de la bajada de estrógenos, por lo que debemos empezar a entrenarlos ¡al igual que lo hacemos con otros músculos del cuerpo!

Cuidar el suelo pélvico puede ayudar a aliviar síntomas de la menopausia como la incontinencia urinaria, el dolor en las relaciones sexuales, la sequedad vaginal, etc…  

Muchas mujeres se resisten a dar el paso con este tipo de entrenamientos porque piensan que serán dolorosos, porque no tienen la información adecuada de cómo llevarlo a cabo o simplemente no han oído hablar del tema. Eso último suele pasar con lo referente a la menopausia, ¡eh! Pero por poco tiempo. 

Lo más recomendable es asistir a un fisioterapeuta del suelo pélvico con tal de que nos de las pautas para estos ejercicios, dado que las primeras sesiones si que se suelen realizar en la misma consulta, pero el objetivo es que seas tu misma la que continúes en casa. 

Dentro de este cuidado del suelo pélvico, destacamos algunas técnicas: 

  1. Ejercicios de contracción y relajación, como los famosos ejercicios Kegel. Eso hará que las paredes de tu vagina se fortalezcan

  2. Estiramiento de la zona pélvica: Es recomendable también relajar y movilizar toda la pelvis; Posturas de yoga, ejercicios de danza tipo danza del vientre, y en general ¡ejercicios que hagan mover las caderas como Shakira!

  3. El calor localizado es una excelente técnica para activar la circulación sanguínea, así como estimular y relajar la vulva y zona externa.
     
  4. Vibración. ¡Este tip te encantará! Todo sea por mi suelo pélvico… Utilizar vibradores o consoladores vaginales ayuda a reducir el exceso de tono muscular y mejorar la sensibilidad, ¡aparte de lo a gusto que te quedarás al usarlo!

  5. Masaje perineal externo: Como bien decíamos, esta técnica se ejecuta primero en consulta y el profesional te explica de qué manera puedes continuar haciéndolo tú misma en casa e integrarlo en tus hábitos. Te recomendamos el sérum de Bienestar Íntimo para realizar este masaje. Te ayudará a recuperar la lubricación natural y elevar la libido.

Así que ya sabes, puedes empezar a cuidar desde ya tu suelo pélvico asistiendo a consulta, y verás que después te resulta muy fácil integrar estos hábitos a tu día a día: ir a clases de pilates con amigas, explorar tu sexualidad con el vibrador mientras entrenas el suelo pélvico… Se abre un mundo de posibilidades, ¡que además ayudará a avivar tu sexualidad! 

Todos estos consejos nos van a ayudar a tomar conciencia de nuestro cuerpo y adaptarnos a los cambios que van a suceder a lo largo de nuestro ciclo sexual y reproductivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros posts que pueden interesarte

Móntate tu plan personalizado

¿No sabes por dónde empezar?
Descubre que Plan necesitas para afrontar la menopausia con plenitud

Queremos ayudarte, acompañarte en esta transición

Déjanos tus datos y te llamaremos lo antes posible.
Horario de atención de lunes a viernes, de 9h a 18h