20% DTO PLAN MENSUAL Y ENVÍO GRATIS 24/48H

20% DTO PLAN MENSUAL Y ENVÍO GRATIS 24/48H

Dolor pélvico y lumbar en la menopausia

El dolor pélvico y lumbar en la menopausia es una afección que afecta a algunas mujeres en esta época y a lo que debemos prestarle atención. Además de sufrirlo en edad fértil cuando estamos menstruando, también podemos sufrirlo cuando los ciclos menstruales ya han cesado.

¿Qué es el dolor pélvico en la menopausia?

Es normal que nos preguntemos qué es el dolor pélvico en la menopausia, por qué lo sufrimos y cómo remediarlo. El dolor pélvico es ese dolor en la zona baja del abdomen, donde situamos la pelvis, parte importantísima y que se ve muy afectada durante la menopausia. La pelvis contiene los huesos ilíacos de las caderas, la vejiga y recto, la vagina, cuello del útero, útero, los ovarios y las trompas de Falopio. Este dolor puede ser desde algo muy agudo y puntual que aparece y desaparece, o un dolor más constante que puede ir acompañado de otros síntomas como dolor en las relaciones sexuales, al ir al baño, etc…

Causas del dolor pélvico en la menopausia

A continuación, te exponemos las principales causas del dolor pélvico en la menopausia:

  1. Enfermedad inflamatoria pélvica. Se trata de una infección de los órganos reproductivos de la mujer, normalmente causada por algunas ETS.
  2. Fibromas uterinos. Tumores no cancerígenos que se pueden formar en la parte baja del abdomen.
  3. Problemas musculoesqueléticos: Los trastornos que afectan a las articulaciones o huesos son habituales tras la menopausia, como la osteoporosis o artritis.
  4. Factores emocionales y psicológicos como el estrés o ansiedad también pueden causar dolor en esta parte. 
  5. Disfunciones del suelo pélvico. Esto puede causar debilidad en los músculos, incontinencia, dolores al tener relaciones sexuales… Es por ello que debemos tener un buen cuidado del suelo pélvico y ejercitarlo.

Soluciones para el dolor pélvico en la menopausia

Si hablamos de soluciones para el dolor pélvico en la menopausia, lo primero que deberíamos hacer es ser atendidas por un especialista. Es importante señalar que cada situación es diferente y que las causas pueden ser muy específicas, con lo que es importante que nos hagan un diagnóstico personalizado. Algunas de las opciones o consejos naturales que se suelen dar son:

  • Fisioterapia: Es muy recomendable asistir a una fisioterapeuta al iniciar la madurez, dado que es importante entrenar nuestro suelo pélvico para evitar no solo complicaciones sino otras disfunciones como las pérdidas de orina, el dolor en las relaciones, etc.

Preguntas frecuentes sobre el dolor pélvico en la menopausia

El dolor pélvico es ese dolor en la zona baja del abdomen, donde situamos la pelvis, parte importantísima y que se ve muy afectada durante la menopausia. La pelvis contiene los huesos ilíacos de las caderas, la vejiga y recto, la vagina, cuello del útero, útero, los ovarios y las trompas de Falopio.

Lo primero que debemos hacer si tenemos dolor pélvico es consultar un especialista, dado que cada caso es distinto y necesitamos un diagnóstico personalizado. Además, es muy recomendable asistir a un fisioterapeuta al iniciar la madurez, ya que nuestro suelo pélvico empieza a presentar algunas complicaciones en las que nos puede ayudar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros posts que pueden interesarte

Móntate tu plan personalizado

¿No sabes por dónde empezar?
Descubre que Plan necesitas para afrontar la menopausia con plenitud

Queremos ayudarte, acompañarte en esta transición

Déjanos tus datos y te llamaremos lo antes posible.
Horario de atención de lunes a viernes, de 9h a 18h
te acompaña
10% de
descuento
Suscríbete a la newsletter y obtén el descuento en todos los productos del Plan DOMMA.
te acompaña
10% de
descuento
Suscríbete a la newsletter y obtén el descuento en todos los productos del Plan DOMMA.