Las mujeres sufrimos a lo largo de nuestra vida presión estética por parte de la sociedad por encajar en un canon de belleza que es irreal. Eso se extiende a la menopausia, añadiendo también la presión por hacernos mayores.

El llamado edadismo promueve la juventud como un valor y rechaza el paso del tiempo y la vejez, siendo en realidad una etapa más de la vida de cualquier mujer.

El problema empieza cuando tengo que ponerme el traje de baño”. Recibimos este tipo de mensajes a menudo y demuestra una vez más la presión estética que tenemos una vez entramos en la madurez. Tal y como dice la princesa Leia (Carrie Fisher), “los hombres no envejecen mejor que las mujeres, sino que a ellos se les permite envejecer”. 

También debemos tener en cuenta que a lo largo de la historia la imagen de la mujer está sexualizada. Tenemos una carga inmensa de estar siempre perfectas: estar delgadas, pero con forma, pecho grande, piel tersa y firme (con 80 años también), piernas por supuesto depiladas…

Cuando la edad arrasa con ello, totalmente natural y normal, parece que las mujeres dejemos de existir y desaparezcamos del mapa. 

¿Cómo repercute esta presión en las mujeres?

Esta presión se traduce a menudo con un riesgo para la salud física con dietas desorbitadas o imposibles, pero también para la salud mental, menguando nuestra autoestima y la percepción de nuestra propia imagen en muchos casos. Lo que también provoca es un miedo terrible por parte de las mujeres a llegar a la edad madura.

Cada año acuden en España unas 400.000 personas a operaciones de cirugía estética, el 84% de los cuales son mujeres. También hay quienes se exponen a este tipo de cirugía estética con tal de eliminar líneas de expresión, arrugas o disminuir el abdomen. 

De este modo lo que hacemos es aspirar a un cuerpo perfecto marcado por unos cánones de la sociedad y nos alejamos cada vez más de aceptar, querer y respetar nuestro propio cuerpo que lo único que hace es cambiar de forma natural.

El envejecimiento es una realidad, algo totalmente biológico y natural. Aceptarla debería ser fácil, pero la sociedad la considera poco estética y la envuelve de tabúes, estigmas, miedos y rechazo.  

Es momento de hacerle frente, alcemos la voz, empieza la revolución de las mujeres que adoran su cuerpo como el templo que es, lo cuidan, lo respetan y lo disfrutan, estén en la etapa que estén. Todas las fases por las que pasaremos en nuestra vida tienen cosas buenas que ofrecernos, y del mismo modo pasa con la menopausia. 

Te invitamos a abrir bien los ojos y descubrir todo lo bueno que la madurez tiene que ofrecerte. Empezando por lo sexy que es la experiencia y sabiduría. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros posts que pueden interesarte

Móntate tu plan personalizado

¿No sabes por dónde empezar?
Descubre que Plan necesitas para afrontar la menopausia con plenitud

Queremos ayudarte, acompañarte en esta transición

Déjanos tus datos y te llamaremos lo antes posible.
Horario de atención de lunes a viernes, de 9h a 18h